domingo, noviembre 05, 2006

Hacer la goma

Hablando de ciclismo, se dice que uno hace la goma cuando se engancha y se descuelga continuamente de un reducido pelotón, con lo que hace el efecto de estar unido al grupo por una goma elástica. Cuando los ciclistas que forman el pelotón tiran del extremo, el que hace la goma se queda relegado; cuando, por el contrario, aflojan el ritmo, el que hace la goma vuelve al seno del grupo. Sucede que, por norma general, el ciclista que realiza tal práctica no está precisamente sobrado de fuerzas y su destino en la etapa no suele ser excesivamente brillante. Porque llega un momento que se produce el tirón definitivo, la goma se rompe y el gomero cae en el olvido.
Llegados al mes de noviembre, con el primer cuarto de Liga concluido, da la impresión de que el Real Madrid está haciendo la goma. Y no sólo en la clasificación sino también en el aspecto moral. De tener el ánimo por los suelos tras el célebre partido de Getafe a tocar el cielo con la yema de los dedos tras derrotar al F.C.Barcelona. Y vuelta a los infiernos con la inesperada derrota en el Bernabéu frente al Celta.
Con ser inquietante el juego que propone el Real Madrid, a los aficionados debería inquietarles más el aspecto anímico de un equipo que hace mucho tiempo que es ciclotímico, un factor que Fabio Capello parece ser incapaz, de momento, de modificar. Si se pone por delante en el marcador a las primeras de cambio (frente al Betis en Sevilla, contra el Steaua en Bucarest, en el clásico frente al Barça) se creen capacitados para ganar a cualquiera. Pero a la mínima adversidad, el equipo se descompone, entra la ansiedad en oleadas, en una palabra, entra el miedo a perder. Puedo estar equivocado, pero me da la impresión de que la estabilidad emocional es uno de los cimientos que el Real Madrid tiene olvidado y, al mismo tiempo, sin reparar. Porque la estabilidad emocional es, precisamente, la que impide hacer la goma, la que mantiene al Barcelona en pie pese a todas las adversidades que se le están presentando.
Y a esta estabilidad contribuiría en gran medida la salida del vestuario de ciertos futbolistas cuya única aportación al equipo, visto que no es nada relacionado con el fútbol, puede ser ya sembrar cizaña y generar mal ambiente en la plantilla. Creo que todos sabemos quiénes son pero por si acaso me refiero a Cassano y Ronaldo. Quede claro, no obstante, que ninguno de los dos tienen toda la culpa de la derrota frente al Celta.
Haría bien el Madrid en buscar, antes que nada, una estabilidad emocional, que la moral del equipo no sea una montaña rusa. Porque hacer la goma es una estrategia de muy pocas garantías. Es cierto que hubo ilustres gomeros como el polaco Zenon Jaskula, que llegó a ser podio en un Tour de Francia, el colombiano Alvaro Mejía (no confundir con el central del Real Madrid) o el danés Brian Holm Sorensen. Pero la vida del gomero suele ser demasiado ajetreada para los escasos réditos que proporciona. Entre otras cosas porque a la enésima “enganchada” al pelotón, el gomero se cansa de luchar. Aviso a navegantes.

7 comentarios:

Pepis dijo...

Bonito símil, fea situación.

Ronaldo está en un estado lamentable, quizá no sea el único responsable pero sí es al menos uno de los puntos más evidentes por donde hay que empezar la poda.

Un vistazo al centro del campo, donde nadie parece poder echarle una mano a Guti, repleto de mamporreros pagados a precio de artista, y el extraño empeño por inventar la rueda cambiando a los jugadores de su posición natural también resulta revelador.

Por cierto ¿tener dos viejas glorias como 9 a años lus de de lo que debe ser el físico de un delantero no nos hace añorar aquellos tiempos en los que siempre había algún chaval de la cantera que peleaba por salir y aprovechar sus minutos con algún golito? Si Van the Old Man tiene que rotar con alguien, yo preferiría un Riki o un Soldado a un prejubilado peleado con el mundo como Ronaldo.

Anónimo dijo...

A mí me parece muy bien que carguemos contra los delanteros centro (que es verdad que no tienen mucha defensa) pero cuántos balones les llegan. A qué juega este equipo, cuál es su esquema, son compatibles diarra y emerson, debe seguir raúl de titular, alguien está pensando en el sustituto de roberto carlos o de cannavaro...
Lo más grave en mi opinión es que la situación del Madrid excede ya de Ronaldo sí o Ronaldo no. NO hay proyecto, no hay esquema, nadie está trabajando para el futuro...
No se trata de perder o ganar. El putabarsa no le ganó al Chelsea o al Depor pero a los amantes del fútbol nos gustaron esos dos partidos. Y no soy sospechoso: quiero que pierdan hasta en los entrenamientos.
Eso sí, sigamos admirando a un entranador al que le damos una segunda oportunidad después de dejarnos tirados como una colilla en la primera y es incapaz de entender la esencia del madridismo: queremos ganar pero no a cualquier precio. Y con él ni siquiera ganamos.

JR dijo...

Y yo me pregunto:

¿Cuando Guti no este, quien va subir el balón? ¿Por qué tengo la extraña sensación que Capello se ha encontrado con soluciones que no tenia ni pensadas (Robinho y Helguera)? ¿Que hace Raúl en la derecha, si a la primera que puede se va para el centro como una bala? ¿Reyes esta para quedarse o de paso? ¿Esta gordo Ronaldo? ¿Quien va a venir en invierno? ¿Beckham...? ¿No decian que Diarra era igual que Essien?

En fin...

manos arriba dijo...

Estabilidad emocional? mejor decir que le falta la estabilidad arbitral de la que el Barça goza.

Le pitan penaltys salvadores (Recre), faltas al borde del area salvadores (Zaragoza), goles en fuera de juego salvadores (1-1 al Celta), goles en contra anulados salvadores (Sevilla) expulsiones inventadas (Casas cuando ganaba el Bilbao). La no expulsion de Ronaldinho (contra el Depor), la suspension cautelar a Motta mientras a otro del Levante le doblan la sancion por ser igual de reincidente que Motta.

Todo eso le falta al Madrid (ademas de la estabilidad emocional) alguien que cuando te falla la estabilidad emocional y te estan pasando por encima venga echarte una mano con el silbato

OBRADEK dijo...

Para Pepis, no digo que sea Ronaldo el único responsable de esta situación. Pero sí me doy cuenta de algo: cuando Ronaldo está lesionado y, por lo tanto, no va a jugar los próximos partidos, se establece una especie de paz interior en el vestuario, una calma en el ambiente que hace que todo sea mucho más fácil. Otra cosa sucede cuando Ronaldo tiene el alta médica y está, en teoría, preparado para jugar. Entonces llegan los lamentos, las entrevistas inoportunas, las ruedas de prensa monotemáticas, las portadas malintencionadas... y casualmente las derrotas. Gracias por tu comentario.

OBRADEK dijo...

Para anónimo, jugar como el Barça o como el Chelsea exige tener los mismos futbolistas que estos equipos, lo cual es imposible. El Madrid ha hecho un equipo nuevo y tiene que luchar con sus armas. No creo que haya un solo camino para llegar al éxito.

OBRADEK dijo...

Para manos arriba, insisto en que esos errores perjudican también al Barcelona porque afean unos éxitos que, en mi opinión, hubieran llegado también sin esas innecesarias ayudas. Creo que casi todos los aficionados han experimentado la rabia que se siente cuando un logro está empañado por una actuación arbitral. El tema de los colegiados en España es muy triste pero qué vamos a esperar de otro colectivo que está bajo los mandos de la Federación Española de Fútbol. Gracias por tu comentario.