jueves, diciembre 22, 2005

López Caro, ¿traidor?

Dicen que hay trenes que sólo pasan una vez en la vida por delante de nosotros y que, de no engancharnos a ellos en ese momento, los perdemos para no volver a verlos más. Con el banquillo de un equipo como el Real Madrid ocurre algo similar. Pocos entrenadores pueden permitirse el lujo de rechazarlo, a lo sumo los que ya hayan estado allí y cuenten con más elementos para juzgar si merece la pena o no ocupar un asiento que rara vez se caracteriza por su comodidad.
El tren pasó por delante de un modesto del banquillo, Juan Ramón López Caro, que no ha dudado en subirse. Hasta ahí, correcto. Pero López Caro no puede limitarse a ser un simple pasajero de ese tren. Si algo le ha llevado a poder ocupar ese banquillo, además de estar en el sitio adecuado y en el momento oportuno, ha sido su forma de trabajar en la casa, su manera de llevar a los equipos con los que ha trabajado. Ahora es el peor momento para cambiar ese librillo que tiene todo maestrillo.
La obsesión de López Caro es la preparación física. Sus hombres deben estar al 120% (se dijo en este blog cuando se escribió el perfil del míster y lo dijo él mismo en la rueda de prensa previa al partido contra Osasuna, cuando se le preguntó por el renqueante Zidane). Pero el aficionado se pregunta si Ronaldo está al 120% (cuestión retórica porque duda incluso de si llegará al 100%), si a Roberto Carlos le pasa lo mismo... El aficionado se pregunta y los jugadores responden sobre el césped con una evidente negativa. No están listos física ni, sobre todo, mentalmente para jugar y matarse por la camiseta que llevan.
Cuesta mucho coger ese tren que sólo pasa una vez, pero no vale ser después un mero espectador. El librillo de López Caro es válido y ha quedado probado en numerosas oportunidades. Pero si no lo aplica en el terreno de juego vamos a empezar a pensar, con razón, que el míster es un traidor pero un traidor consigo mismo, con sus propias ideas, con su propia concepción del fútbol, de su trabajo, de su vida.
Algunos pensarán que retirar del once inicial a algunos jugadores puede costarle el puesto. La respuesta es secilla: parece que tampoco está demasiado seguro con ellos en el terreno de juego. Después de todo, algo hay que intentar porque, aún situándoles en el once inicial, el resultado para otros colegas ha sido el mismo.
Si sale bien, los madridistas lo agradecerán; si sale mal y se encuentra con un despido, no faltará quien valore ese acto de valentía e incluso lo premie, quién sabe si con un contrato. Lo que está claro es que la actitud conformista lleva al descarrilamiento de ese tren al que tanto se espera y al que muchos, la mayoría, aguardan en balde.
Por cierto, el Grupo Prisa comienza su campaña de casi todos los años para colocar a Radomir Antic en un banquillo. Por bien del madridismo esperamos que, una vez más, fracase.

6 comentarios:

Ptintez Orienting dijo...

Muy interesante tu ultima reflexion tio. El otro dia fue penoso escuchar en El Rondo a Radomir diciendo que lo que le pasa al Madri es que nadie sabe sacar el rendimiento de las figuras, entre otras cosas, poniendolas en su sitio en el campo, pero que ese equipo es impresionante etc... Vamos, lo que quiere escuchar Florentino, es decir, se estaba ofreciendo entre lineas. Lo que dice Radomir es lo mismo que decian algunos entrenadores sobre el Barça en años anteriores, (Menotti, por ejemplo) que estaban locos por venir.

OBRADEK dijo...

Lo que realmente genera sospechas es que las informaciones que hablan de la posibilidad de que Antic entrene al Madrid (como en su día fue al Barcelona o al Celta o a otros equipos) sólo salen de medios del Grupo Prisa. En la edición de As de hoy, uno de los columnistas pone el nombre del entrenador serbio en boca de "algunos miembros de la directiva".
Francamente, no me gustaría que López Caro fuera infiel a su política. Me gustó que frente a Osasuna no alineara a Zidane de inicio. Pero si coloca en el once a Ronaldo y Roberto Carlos en su actual momento físico, demuestra que la teoría del 120% no la aplica de forma uniforme. Gracias por tu comentario.

Ptintez Orienting dijo...

No habia caido en lo de Prisa. Pq le protegen tanto?

OBRADEK dijo...

Lo ignoro. Antic ha colaborado en medios de Prisa aunque también firma de vez en cuando en el diario El Mundo. Si alguno tiene una sugerencia se agradecería.

pululante dijo...

Muy acertado tu artículo. Cuando eligieron a López Caro yo comenté que debía ser fiel a sus ideas y al sentido común. Otros entrenadores siguieron las consignas de poner a los intocables (Luxe, Queiroz...) y no les sirvió más que para que les echaran.

En cuanto a Antic, no estoy del todo de acuerdo. A mí sí me parece que puede hacer un buen papel. Es un buen conocedor del fútbol, aunque haya tenido sus fracasos como todos. Eso sí, tiene un pero, que es que a los 2 años deja el equipo quemado, no sé si por exceso de exigencia o por problemas personales con la plantilla. Pero esos 2 años pueden ser muy buenos.

Opinión sobre Antic aparte, ahora si quitaran a López Caro por cualquier otro, el que debería irse por dignidad es Butragueño tras afirmar la continuidad de López Caro. Quedaría "con el culo al aire".

OBRADEK dijo...

Está claro que la única opción que le queda a López Caro es ser fiel a sus ideas. De no ser así, particularmente no lo entendería.
En cuanto a Antic, obviamente todo es opinable pero creo que no es el entrenador que ahora mismo le conviene al Real Madrid. Además, ya llegó a la casa blanca, en parecidas circunstancias y todo acabó como el rosario de la Aurora.
Butragueño ha quedado ya bastantes veces "con el culo al aire" pero no sé si se marchará porque desconozco si le queda algo de ese componente que comentas que sería el motivo principal de su salida. Gracias por el comentario.