lunes, junio 05, 2006

Alfombra roja para Alemania

No llega la anfitriona en su mejor momento a la cita mundialista. Los expertos hablan de la escuadra germana más floja en mucho tiempo. Aunque logró alcanzar la final en la edición de 2002, el juego no respondió a las expectativas y ya entonces se dijo que mucho tendría que mejorar Alemania con vistas a “su” Mundial. El pobre papel de la selección centroeuropea en la última Eurocopa no fue sino una confirmación de lo anterior.
Sin embargo, Alemania encuentra, en principio, el camino expedito hacia octavos de final, ya que en su grupo se topa con una joven selección polaca y dos conjuntos americanos con muchas dudas: Costa Rica y Ecuador.
Alemania se apoya una vez más en el talento de Michael Ballack, su futbolista “franquicia” que, en ocasiones, se ve excesivamente solo en ese centro del campo. Clave será, sin duda, el desparpajo y clase de su hasta ahora compañero en el Bayern de Munich Bastian Schweinsteiger. Y también la aportación de Torsten Frings, medio centro del Werder Bremen, que ha concluido una excelente temporada.
La faceta goleadora, en la que Alemania tampoco ha destacado en los últimos años, descansará principalmente en Miroslav Klose, el heredero de Oliver Bierhoff, cuyo relevo se produjo, precisamente, hace cuatro años, en el Mundial de Corea y Japón. A Klose acompañarán el incombustible Oliver Neuville, que con 33 años ha completado un año magnífico en el Borussia Mönchengldbach, Asamoah y la sorpresa de la lista del seleccionador Klinsman: David Odonkor, punta del Borussia Dortmund que, con tan sólo un partido internacional, ha dejado fuera de la cita mundialista a Kevin Kuranyi, que no ha tenido su año en el Schalke 04. Atención también a Lukas Podolski, cuyos goles no han podido evitar el descenso del Colonia a Segunda División pero que suena como fichaje estrella del Bayern para la próxima temporada.
En la portería, Jens Lehmann parece imponerse a un Oliver Kahn en la cuesta abajo de su fulgurante carrera. Sus escuderos serán defensas con experiencia como Nowotny, Metzelder y el incisivo lateral Philip Lahm.
De sus amistosos ha llamado la atención el apurado empata a 2 frente a Japón y la mala imagen que ha dejado en general, aunque el triunfo 3-0 frente a Colombia ha tranquilizado algo el ambiente.
Antes hablábamos de Podolski, que vivirá un encuentro especial cuando se enfrente a Polonia, ya que sus orígenes están en este país. Ese encuentro también seré especial para un futbolista polaco, Ebi Smolarek, ya que se disputará en Dortmund y Ebi defiende los colores del Borussia. Este delantero es uno de los futbolistas más destacados del cuadro polaco. Su padre, que defendió los colores de un entonces poderoso Gornik Zabrze, jugó el Mundial de España, del que se llevó el grato recuerdo del tercer puesto y ser protagonista del relevo generacional en Polonia, la despedida de Lato y la llegada de Zbignew Boniek, llamado a sucederle. Si ahora en Polonia se habla de un continuador del legado de Lato (máximo goleador en Alemania 74), se menciona a Maciej Zurawski. Junto a Frankowski formó un duo atacante letal en el Wisla de Cracovia, dominador de la Liga de su país en los últimos años. Ambos llegaron a enfrentarse al Real Madrid en una previa de la Champions, hace dos temporadas. Sus caminos se dividieron y mientras Frankowski llegó a España y no tuvo suerte en el Elche, Zurwaski se convirtió en una auténtica revelación para el Celtic de Glasgow, con el que ha ganado la Liga escocesa por amplio margen y ha marcado 16 goles.
Junto a estos futbolistas también destaca Krzynowek, rápido y potente extremo del Bayer Leverkusen, y Lewandowski, que juega en el campeón de Liga ucraniano, el Shaktar Donetsk. Polonia tiene un bloque compacto, mezcla de juventud y experiencia. Se esperaba más de ellos en 2002, cuando no pudieron pasar de la primera ronda. Ahora podrían ser la alternativa a Alemania en este grupo. No obstante, los resultados de sus partidos amistosos no han sido alentadores, a excepción de la victoria por 1-0 frente a Croacia.
Costa Rica, que protagonizará el partido inaugural frente a Alemania, ha perdido algo de la chispa que maravilló a todos en su estreno en una Copa Mundial FIFA, allá por 1990 en Italia. Cuenta con veteranos futbolistas, con amplia experiencia en el fútbol europeo. La referencia será Paulo Wanchope, que tras jugar muchos años en Inglaterra, se ha puesto en forma para el Mundial en la Liga de su país. Lo mismo le ha sucedido a Walter Centeno, después de su experiencia en el AEK de Atenas. Ronald Gómez, que vino de jovencito a España a probar suerte en el Sporting de Gijón completa el grupo de futbolistas más conocidos de este combinado. No hay que perder la pista al lateral derecho Drummond y al centrocampista Azofeifa, que han destacado en los últimos torneos internacionales que ha disputado Costa Rica. Alvaro Saborío es otra de sus referencias en ataque, aunque ninguno de ellos es un jugador que marque diferencias.
Por último, Ecuador también se presenta en Alemania con su vieja guardia, encabezada por Iván Kaviedes, conocido en España por su presencia en el Celta de Vigo y en el Real Valladolid. Agustín Delgado y los hermanos Edwin y Carlos Tenorio tratarán de llevar el peligro hasta la meta rival. Destaca la presencia en la lista de Luis Valencia, que milita en el Recreativo de Huelva, nuevo equipo de Primera División. Sus resultados en los amistosos previos también han sido decepcionantes, incluida una derrota en Getafe frente a Macedonia que dejó desencantados a los muchos paisanos que viven en Madrid y fueron a animar a su selección.
En principio, el pronóstico del grupo se decanta hacia los equipos europeos, aunque su momento de forma está lejos de ser el idóneo. La sorpresa podría llegar de parte de Costa Rica, equipo al que tanto polacos como alemanes conocen menos. Es, en definitiva, uno de los grupos más flojos del Mundial.

5 comentarios:

JR dijo...

Joder que control...

OBRADEK dijo...

Me gustaría hacer un análisis más pormenorizado de los grupos, si fuera posible dedicar un post a cada selección y no a cada grupo. Pero es imposible por el tiempo que llevaría elaborar cada uno. Espero que la información os sea útil como guía para seguir el Mundial. Espero que os guste pero si veis que falta algo o que debería hacer hincapié en otros aspectos, hacédmelo saber. Gracias por tu comentario.

JR dijo...

Hombre yo creo que analizar el grupo de España es lo suyo, por que para que lo que nos queda en el convento...

OBRADEK dijo...

Bueno, el grupo de España fue el primero que se analizó, allá por el mes de diciembre, cuando se celebró el sorteo del Mundial. No ha cambiado en exceso el panorama de los rivales, por lo que creo que sigue siendo válido. Por eso estoy analizando el resto. Te adjunto el post en el que se analizaba el grupo de España. Gracias por tu comentario.

Suerte y cautela

Celebrarse el sorteo para el Mundial de Alemania y volver a dispararse la euforia en torno a la selección ha sido todo uno. Era de imaginar. Las declaraciones de prudencia, de cautela y mesura, surgidas especialmente tras la conclusión de la fase previa de grupos, han saltado por los aires por obra y gracias de la composición de los grupos y el capricho de las bolitas mágicas, que han encuadrado a España junto a Ucrania, Túnez y Arabia Saudí en el Grupo H. Se habla del "grupo más fácil del Mundial", de "la flor de Luis", de una primera fase "chupada"... ya por hablar hasta se habla del enfrentamiento de cuartos frente a Brasil.
Está claro que en el grupo de la muerte no hemos caído (éste se reserva últimamente para Argentina, donde está muy contentos por esta circunstancia; por cierto, para Italia esta vez parece que han preferido un grupo complicado antes que masacrarles a malos arbitrajes como hace cuatro años). Pero, de momento, se me ocurre que el grupo mundialista es más complicado que el de clasificación de la zona europea (recordemos, Serbia y Montenegro, Bélgica, Lituania, Bosnia y San Marino), de la cual ya se han dicho suficientes cosas para añadir más.
El debut será contra Ucrania y a las 3 de la tarde (peligroso, porque ya tenemos la excusa de la hora inhabitual. A propósito, en Ucrania no es tan extraño jugar a esas horas, al contrario). De esta selección conocemos a Shevchenko pero el conjunto del mítico Oleg Blokhin es algo más. Sobre todo, un bloque difícil de superar, que se ha convertido en el mejor exponente del fútbol de la antigua Unión Soviética. De hecho, la mayoría de los jugadores que tan buena impresión dejaron en los Mundiales de España 82 y México 86 (incluído el propio Blokhin) eran ucranianos y jugaban en el Dinamo de Kiev. Además del peligro que supone Shevchenko, no perdamos de vista a Husin y Gusev. El primero de ellos, un delantero con peligro. El segundo, un centrocampista con llegada. Atentos también a Andriy Rusol, toda una sorpresa llegada del Dnipro Dnipropetrovsk. Un zaguero de la escuela rusa, con poderío para sacar el balón con elegancia, iniciar la jugada e incorporse con alegría al ataque. Un digno heredero de figuras como Sergeiy Baltacha o el más reciente Ilya Tsymbalar, ambos del Spartak de Moscú. Del "brasileñizado" Shaktar Donetzsk llega Tymoshuk, otro futbolista que da empaque a un poderoso centro del campo. Y un par de datos más. En la fase de grupo sólo han encajado 7 goles en 12 partidos. Y los predecentes contra España los encontramos en la clasificación para la Eurocopa de Portugal. Empate en Kiev y victoria con suspense en España. Ninguno de los dos partidos fue sencillo. Para los que echen de menos a Sergeiy Rebrov, entró en las últimas listas de Blokhin para los partidos de clasificación, aunque no jugó como titular. Tras su pobre aventura inglesa (Tottenham y West Ham United, con este último subió este año a la Premier desde la First Division), ha regresado al Dinamo de Kiev en el que se disputa un puesto de delantero con el letón Maris Verpakovskis. Podría estar entre los 23 para el Mundial.
Si nos daban miedo ciertos rivales africanos (Costa de Marfil y Ghana, sobre todo) convendría tener en cuenta que el último campeón de la Copa de Africa (2004) es Túnez. Bien es cierto que el arbitraje de este torneo dio la vuelta al mundo por su parcialidad a favor de los anfitriones tunecinos, pero esta selección está lejos de ser una "perita en dulce".
Túnez es tremendamente irregular, como demostró en la última Copa Confederaciones. Si contra España les sale el día bueno, puede haber problemas. El más conocido de sus representantes es Mehdi Nafti, que militó en el Racing de Santander, antes de recalar en el Birmingham City de la Premier inglesa. Nafti define bien lo que es el jugador tipo tunecino: fuerza no exenta de clase. Otro tunecino que juega en Inglaterra es Jaidi, compañero de Iván Campo en el Bolton, fijo en el centro de la defensa y un excelente rematador de cabeza. Atención también al delantero de moda en el país, Guemamdia, sin olvidar su bandera: Hatem Trabelsi, lateral derecho del Ajax de Amsterdam, que jugará su tercera fase final de un Mundial y que es la auténtica alma del equipo. Benachour, mediocentro del PSG, y Saidi, defensa del Feyenoord, completan una representación a la que España debería superar por calidad, aunque esto no lo es todo en el fútbol.
El problema con Arabia Saudí es el desconocimiento de este fútbol, al que vemos de cuatro en cuatro años. La impresión dada en Corea y Japón fue más bien pobre, con vergonzosa goleada ante Alemania incluida. Será el menos preocupante, aunque también será el último rival y ya tenemos experiencia del Mundial de Francia: meter 6 goles en el último partido... y a casa.
No estaría mal volver al clima de prudencia de la repesca. Sin darnos cuenta, estamos hablando de cuartos contra Brasil. Y, de momento, en el horizonte sólo debes estar Ucrania...

Pepis dijo...

Apabullas, Obradek, apabullas