lunes, junio 19, 2006

Ecuador, agradable sorpresa; Francia, notable preocupación

Resultados
Grupo A
Ecuador-3; Costa Rica-0
Grupo B
Inglaterra-2; Trinidad & Tobago-0
Suecia-1; Paraguay-0
Grupo C
Argentina-6; Serbia y Montenegro-0
Holanda-2; Costa de Marfil-1
Grupo D
México-0; Angola-0
Portugal-2; Irán-0
Grupo E
Ghana-2; República Checa-0
Italia-1; EEUU-1
Grupo F
Brasil-2; Australia-0
Croacia-0; Japón-0
Grupo G
Francia-1; Corea del Sur-1
El Mundial sigue su curso pero a toda máquina y se acumula el trabajo después de dos días sin comentarios. Trataré de sintetizar al máximo con notas sobre todos estos partidos que se han disputado en los últimos días.
Para empezar, admito que mi pronóstico para el Grupo A ha saltado por los aires. Esperaba a Polonia al lado de Alemania para los octavos de final y al final será Ecuador la que pase a la siguiente ronda. Tan inesperada ha sido la sorpresa del conjunto ecuatoriano, que no había hecho grandes actuaciones en las dos últimas ediciones de la Copa América, como la decepción de los polacos. Ni un gol en 180 minutos, en todo momento superados por Ecuador en el primer partido y sin inquietar en el segundo a una Alemania que no dio la imagen de consistencia del debut y que tuvo que ser rescatada por un veterano como Oliver Neuville (enorme la temporada con el Borussia Mönchengladbach).
Ecuador será un hueso para el que se lo encuentre en octavos de final, fase a la que podría pasar como primera de grupo con un simple empate frente a Alemania. Su propuesta es de un fútbol alegre que no carece de disciplina ni rigor táctico. Lo dicho, una prueba de fuego para los conjuntos del Grupo B, en el que no se está viendo buen fútbol. Paraguay ya está eliminada con el mismo bagaje que los polacos en cuanto a realización. Creo que se marchan del Mundial sin llegar a aterrizar en él. Los ingleses ya están en octavos pero tampoco han maravillado y Trinidad estuvo cerca de dar su segunda sorpresa. Pero después de permanecer 175 minutos sin recibir un tanto, los zarpazos de Crouch y Gerrard, los dos pupilos de Rafa Benítez, han dejado a los caribeños casi sin opciones. Los suecos pasarán pero dejando a su paso muchísimas incógnitas. Sin duda, han sufrido un retroceso desde la Eurocopa de Portugal, hace dos años.
Argentina se exhibió frente a Serbia y Montenegro. Cuando las cosas van mal, los balcánicos comienzan a hacer la guerra por su cuenta y todo termina como el rosario de la Aurora. En cualquier caso, es conveniente evitar humillaciones como ésta en un Mundial, es decir, ante los ojos de todo el mundo. Magistrales los hombres de Peckerman y un aviso para la FIFA. Quizá a Argentina le motive más un "grupo de la muerte" que uno teóricamente fácil. Por si las moscas.
Hay silencios significativos. Muy callados están los que decían que Costa de Marfil estaría entre las mejores. Decir eso de un debutante es siempre arriesgado porque si algo le ha faltado a la selección africana ha sido precisamente oficio. Eso y también algo de calidad porque no todo en el fútbol es correr. Es verdad que a Holanda le pudo echar una mano el árbitro pero en el pasado Mundial masacraron a Italia en la primera fase con los colegiados y no pudieron con ella.
A propósito de Italia, protagonizó el partido más feo de lo que llevamos de Mundial frente a EEUU. De forma sorprendente, a los transalpinos se les atragantó un partido pese a su experiencia en fases finales. El ambiente venía enrarecido por las bélicas declaraciones del seleccionador norteamericano, Bruce Arena, que parece no ser consciente de que EEUU aún tiene mucho camino por recorrer en esto del fútbol. Eso sí, contó con la ventaja de que Italia les menospreció desde el principio y se lo puso difícil a sí misma con esta actitud. A las palabras de Arena les hubiera bastado con poner un poco de fútbol, pero los italianos parecen no estar muy sobrados de juego. Al grupo le da emoción el buen triunfo de Ghana frente a República Checa que, por más que se empeñen los comentaristas de La Sexta, no es una sorpresa.
Portugal deberá mejorar si quiere pasar de octavos de final, fase para la que ya está clasificada. Lo mismo cabe decir de México, que lo tiene casi hecho pese a su empate contra Angola. Para reflexionar, los aztecas lo han pasado mal frente a los africanos y frente a Irán, que está eliminada pese a que no ha desplegado un mal fútbol. Son más fuertes que en Francia 98, aunque aún les quedan aspectos por pulir.
Los brasileños han pisado un poco más el acelerador pero siguen con el freno echado. No parecen dispuestos a emplear sus verdaderas armas hasta la segunda fase, que han alcanzado casi sin jugar. Voluntariosos los australianos, que han sorprendido a más de uno, pero poco eficaces arriba. Como los croatas, que se unen al club de cero goles en 180 minutos, aunque una victoria frente a Austrlia les coloca en octavos, siempre que Japón no gane a Brasil. Sin embargo, es preocupante la falta de gol de los croatas, muy diferentes de los que lograron el tercer puesto en Francia, hace ocho años. Suker, Boksic, Jarni, Vlaovic. De Japón cabe destacar individualidades como Nakata y Nakamura, lo que no dice mucho de uns selección que debe ser equipo por encima de todo.
Por último, preocupante lo de Francia. Su forma de sestear frente a Corea del Sur le salió cara. Y también mantener contra viento y marea a un guardameta como Barthez. Ha habido mucha polémica en torno a la edad del equipo francés, que podría ser rival de España en octavos de final. Pese al empate, Corea tampoco maravilló. Meritoria fue la remontada frente a Togo, que regaló el primer gol. Pero ante Francia ha sido un equipo menor, pese a la pésima imagen de los de Domenech. Pero es lo que tiene el fútbol: con todo, Corea podría ser primera de grupo. Campanazo.