sábado, enero 28, 2006

Eurocopa 2008: prohibido relajarse

En otras circunstancias, el grupo en el que España ha quedado incluída para tratar de lograr la clasificación a la fase final de la Eurocopa 2008 hubiera parecido asequible. Sin embargo, las últimas dos experiencias similares han sido decepcionantes. Sobre todo, porque España acabó en la repesca (inexistente, por cierto, en este caso) cuando los respectivos grupos eran fáciles y pasó por apuros innecesarios dado el potencial de nuestro fútbol.
Por eso, a la hora de analizar el resultado del sorteo del pasado viernes hay que tener en cuenta que el grupo, sin ser de una dificultad extrema, es lo suficientemente complicado para que cualquier atisbo de relajación esté absolutamente prohibido.
Podríamos dividir los seis rivales a los que nos mediremos en tres bloques: los teóricamente más fuertes, los aparentemente inferiores pero que suelen ser la clave de la clasificación, y los débiles.
En principio, Suecia y Dinamarca deberían ser las dos selecciones con las que nos jugaremos la presencia en Suiza y Austria, sedes de la Eurocopa 2008. Los suecos son complicados, forman un bloque compacto, cuya juventud le ha pasado factura en las últimas grandes citas internacionales, de las que no se han perdido ni una. Pero todas estas experiencias les han ido curtiendo. Especial atención a su rutilante estrella, el delantero de la Juventus de Turín Zlatan Ibrahimovic. Pero no perdamos de vista a otros futbolistas destacados, como los incombustibles Ljungberg, interior diestro del Arsenal, y Olof Mellberg, central viejo conocido por haber vestido la camiseta del Racing de Santander. El poderoso centro del campo se refuerza con Niklas Alexandersson y con Kallstrom, el rapidísimo media punta del Rennes francés. Por cierto, Kallstrom ya se enfrentó a España en categorías inferiores, en una Copa de Europa sub-21 en la que España quedó eliminada después de la fase de grupos y se quedó sin ir a los JJOO de Atenas. Por entonces, fue clave un penalty que David Villa, aún en las filas del Sporting de Gijón, mandó a las nubes en Suecia. Sin duda, habrá opción a la revancha. En punta, junto a Ibrahimovic, ojo a otro jovencito de la generación de Kallstrom, Elmander, que juega en la vecina liga danesa.
Precisamente los daneses son los otros rivales a tener en cuenta. Dejaron una grata imagen en la Eurocopa de Portugal, aunque no han logrado clasificarse para el Mundial de Alemania. Dinamarca es productora de buen fútbol. Su equipo está bien armado desde atrás, con el central de Schalke 04 Christian Poulsen y Koldrup, fichado por la Fiorentina en el mercado de invierno, procedente del Everton, donde jugaba con Thomas Gravesen. El madridista es otro destacado miembro de la columna vertebral de Dinamarca, junto con Colding, el futbolista del Brondby, y Claus Jensen. Arriba, mucha atención a Jon Dahl Tomasson, que sigue goleando en el Stuttgart, Lovenkrands, la esperanza de un desconocido Glasgow Rangers (rival del Villareal en la Champions) y el punta del PSV Dennis Rommedahl. Las incursiones por la banda corren a cargo del ex colchonero Jesper Gronkjaer y del futbolista del Udinese Jorgensen.
Letonia e Islandia componen el segundo bloque, aquellas selecciones que son inferiores pero que van a crear problemas, especialmente cuando se les visite. Ahí estará la clave porque España estuvo bastante floja fuera de casa en la fase de clasificación para el Mundial. Letonia dio la campanada hace dos años al clasificarse para la Eurocopa de Portugal pero, desde entonces, no ha evolucionado en exceso. Sigue basándose en una columna vertebral simplemente aseada, compuesta por el central Igors Stepanovs, el capitán Astafjevs y el pequeño delantero del Dinamo de Kiev Maris Verpakovskis. Insisto, la visita a Riga será complicada.
Islandia es la que más ha progresado de entre las "cenicientas" de Europa. Su auténtico peligro es Eidur Gudjohnsen, el delantero del Chelsea. Como curiosidad, a la hora de estudiar a este equipo Luis Aragonés se puede encontrar hasta cuatro futbolistas apellidados Gudjohnsson, entre ellos el pelirrojo que estuvo unos meses en el Betis. Varios islandeses juegan en Alemania, siguiendo los pasos de su actual seleccionador, Asgeir Sigurvinsson, que hizo historia a principios de los 80 al jugar en el Bayern de Munich y que después triunfó en el Stuttgart, en el que llegó a marcar doce goles en una temporada. La visita a Reykjavik es incómoda por múltiples motivos. Es una selección engañosa; en casa no costará en exceso derrotarles pero fuera será diferente.
El tercer bloque lo componen Irlanda del Norte y Liechtenstein. En principio, 12 puntos prácticamente seguros. De los del Reino Unido, el mejor sigue siendo su guardameta Maik Taylor, que impide que el equipo reciba más goles de los que su endeble defensa merece. Uno de los pocos jugadores interesantes de esta selección, Neil Lennon, la tuvo que abandonar por motivos religiosos. Liechtenstein logró un empate a 2 frente a Portugal en la fase mundialista. Es una advertencia. Son fáciles pero, incluso ante estos dos, prohibido relajarse.

2 comentarios:

laaguja dijo...

En mi opinión (y ya sabes que no me apasiona el fútbol precisamente) de todo el grupo, el peor enemigo de la selección de la RFEF es... ella misma.

OBRADEK dijo...

Por desgracia, pruebas suficientes han dado de ello y no creo que esto sea una excepción. Lo que sí he podido comprobar en estos días es que entre la afición hay un convencimiento general de que el grupo es fácil. Sucede lo mismo con el del Mundial. Y me temo que ambos pueden esconder desagradables sorpresas. Insisto en la reflexión: el grupo es más complicado que el de la fase de clasificación para Alemania 2006. Y entonces pasamos las de Caín... Gracias por tu comentario.