miércoles, enero 25, 2006

¿Pero quién ha diseñado el calendario?

En vísperas de los partidos de vuelta de los cuartos de final de Copa, quien más quien menos piensa en qué hará su equipo, que podría hacer o qué pudo hacer si en su día se hubiera clasificado. Todos, casi todos, menos uno: el genio que diseñó el calendario. Este prohombre (o su inmediato responsable), ejemplo de estudio, reflexión y previsión, ya provocó un volantazo en la temporada por su desmedida confianza en que el equipo nacional no tendría que disputar la repesca para ganarse una plaza en el Mundial de Alemania. Miren por dónde sí hubo que jugar la eliminatoria y, de paso, revolver Roma con Santiago. Pero estábamos en noviembre y, mal que bien, todo tiene solución. Lo malo es cuando el tiempo comienza a apretar.
Pero no nos perdamos. Estábamos en los desvelos del genio, que se centran en que el Español no pase a la siguiente ronda de la Copa. Pero como la clasificación la tiene encarrilada (que no se enfaden en Cádiz), el genio rezará por que en el sorteo del viernes no le toque contra el vencedor de la eliminatoria F.C.Barcelona-Real Zaragoza. Si estos supuestos se cumplen, no le quedará otra que desear fervientemente que al Español le dejen en la cuneta cuanto antes en la Copa de la UEFA.
Pensarán que el genio del calendario es un anti-periquito radical o un tipo con manía persecutoria. Nada de eso. Simplemente resulta que como se den una serie de supuestos nada inverosímiles, el calendario no cuadra y a estas alturas tiene difícil arreglo.
Vamos a verlo. Es un poco largo pero entretenido. Supongamos que el Español se mete en semifinales de Copa del Rey (insisto, lo tiene bastante bien) y en el sorteo le corresponde enfrentarse al vencedor del Barça-Zaragoza, eliminatoria que lleva una semana de retraso por el incidente de la intoxicación de los jugadores del Atlético de Madrid, curiosamente en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, propiedad de la Federación Española.
La hipótesis no es descabellada, ni mucho menos. Pero lo que viene a continuación, sí. Las fechas previstas para las semifinales de la Copa son el 1 y el 8 de febrero. Pero las del Español deberían ser 8 y 15 de febrero, por la semana de retraso. Ningún problema para disputar la ida el día 8. Pero resulta que el 15 de febrero al Español le esperan en Genselkirchen (Alemania), concretamente en el Arena auf Schalke, para que dispute la ida de su eliminatoria de la Copa de la UEFA frente al local Schalke 04. Para la semana siguiente está prevista la vuelta en Montjuich, con lo que habría que dejar el partido para la subsiguiente, es decir, el miércoles 1 de marzo.
Lástima que esa fecha sea una de las reservadas para encuentros internacionales. De hecho, España la aprovechará para disputar un amistoso en Valladolid frente a Costa de Marfil, para ir preparando el terreno con vistas a medirnos a los tunecinos en el Mundial. En fin, habría que retrasarlo al siguiente miércoles (de los fines de semana, ni hablamos, claro. Ni uno libre). Pero en esa semana coinciden la vuelta de los octavos de la Champions League (lo que impediría el partido de Copa si el clasificado para semifinales es el Barcelona) con la ida de la siguiente ronda de la UEFA, con lo que si, como casi todos deseamos, el Español elimina a los alemanes del Schalke 04 (nueva hipótesis probable), la eliminatoria copera no podría celebrarse de ninguna de las formas. Retrasarla una semana más sería baldío porque se celebra la vuelta de la UEFA y lo mismo sucedería con el miércoles siguiente (ya 22 de marzo) porque se disputa jornada liguera entre semana (por aquello del calendario apretado).
Desesperados, pensamos en los dos siguientes miércoles (el último de marzo y el primero de abril) para encontrarnos con que vuelven a coincidir Champions y UEFA, donde casi todos queremos ver a Barça y Español, respectivamente. Y al fin, tras mucho buscar, tras mucho retrasar, encontramos una fecha libre para disputar la vuelta de las semis de la Copa: el 12 de abril. Sólo falla un pequeño detalle. Para ese día está programa la final de la Copa y veo complicado jugarla sin conocer a uno de los protagonistas.
¿Comprenden ahora por qué el genio del calendario estará a estas horas haciendo vudú con el escudo del Español? Por eso decía más arriba aquello de "casi todos" queremos que los periquitos avancen en Europa. Un calendario que no prevé una salida para imprevistos (intoxicaciones, suspensiones por mal tiempo, por mal estado del campo, por accidente, etc) es un calendario mal hecho. Y si es año de Mundial y nuestra Liga no se puede permitir el lujo de parar en Navidad, que no pare. Porque ahora, para que no suceda este desaguisado, hay una forma "sencilla" de impedirlo: el sorteo del próximo viernes que se celebrará, claro, en la sede de la Federación Española, es decir, la culpable de todo esto (también por permitir a la LFP que haga de su capa un sayo con el calendario). Y si se evita el cruce "maldito" habrá que pensar que ha sido casualidad.
Espero sus reflexiones, pero permitanme lanzar la primera: esto es lo que hay que denunciar de esta Federación. Esto y no terroríficas teorías de la conspiración supuestamente basadas en un voto de más o de menos.

8 comentarios:

Pepis dijo...

Jode, macho... Un flipe que te sepas el calendario.

Y de paso, ale, a arrearle al AS ¿eh? ;-)

OBRADEK dijo...

A mí lo que me dejó atónito es que no se lo sepa el que lo diseña porque estas fechas hace mucho tiempo que están fijadas. Entonces si no dejas una vía de escape para un imprevisto, puede pasar todo eso.
Obviamente, no me sé el calendario de memoria. Pero está publicado en veinte sitios a la vez. Y esta temporada ya ha ocurrido con la famosa repesca. Pero nada, se ve que no escarmientan.
La coletilla final no sólo es para el diario As. Recordad que Marca llenó un día su portada con la frase "Esto ya huele". Y es obvio que merece una reflexión que el otro día, el presidente del Real Madrid eligiera el nombre de un periodista para personalizar a la figura del forofo. Para un próximo post.

Pepis dijo...

Lo más cachondo es que has sido prfoeta, porque la variante de la suspensión del Valencia ha añadido leña al fuego ¿no?

OBRADEK dijo...

Me temo que sí y bien que lo siento porque jamás me alegraré de cosas como éstas, que tan mal hablan de nuestro fútbol. Dicho lo cual tampoco vendría mal que alguna vez pasara algo de esto para ver si, al fin, alguien tomaba medidas.
En el caso del Valencia y el Depor tienen un factor a favor: ninguno está en competición europea. Sin embargo, la decisión sobre qué hacer con el partido suspendido corresponde a un comité... que Dios nos pille confesados.

laaguja dijo...

Creo recordar una recomendación de la UEFA no hace tantos años a la RFEF y a la LFP. La recomendación, y creo recordar que bajo amenaza de sanción, era que la liga de oro fuera de 18 equipos. Los amigos de los amigos negociaron y convencieron.

¿Que qué más da? Pues da que serían 4 partidos menos... Un mes menos de liga a razón de un partido a la semana... Pero también 4 partidos menos televisados (36 menos en algunas plataformas digitales)... Y es que la avaricia rompe el saco.

Sobra decir qué hubieran significado esos 4 partidos menos para el calendario de Obradek (que me temo que si se lo sabe tan bien es porque él es el autor del funesto calendario, jajaja).

OBRADEK dijo...

Amigo aguja, recuerdo perfectamente esa recomendación, que era extensible a todo el fútbol europeo. Pero miremos a nuestro alrededor: Premier, 20 equipos; Championat, 20; Scudetto, 20; Bundesliga, 20. Y todo por lo mismo: el negocio de la TV. Me fijo especialmente en la liga italiana, que siempre ha sido un modelo en ese sentido y siempre tenía jornadas con partidos interesantísimos. Ahora, basta con mirar su clasificación de la mitad hacia abajo: Lecce, Treviso, Messina, Empoli, Cagliari, Siena, Reggina, Ascoli...
Estoy de acuerdo contigo en que hay demasiados equipos en Primera pero no viene mal echar un vistazo a Inglaterra. Allí tienen además la Copa de la Liga y, ojo, cuando un partido de Copa se empata, se repite (nada de penalties). Y no tienen problemas de calendario. La clave: en navidades juegan cuatro o cinco jornadas de Liga. Aquí, de vacaciones. Y la Copa, a partido único hasta el final.
Aunque lo parezca, no soy el autor del calendario (no me querais tan mal, jeje). Pero eso sí, mientras escribía el post tenía ante mí tres calendarios para cotejar las fechas, ejercicio que creo que el verdadero responsable no hizo ni por asomo. Gracias por tu comentario

laaguja dijo...

Ahora fuera de bromas. Has hecho un ejercicio honesto de documentación antes de escribir (y se puede comprobar que lo haces siempre). Veo a muchos profesionales de la información deportiva que se contentan con poner chascarrillos y ocurrencias sobre lo que creen saber sin documentarse antes de rellenar la cuartilla diaria. Desconozco si eres un profesional de la información. Pero sea cual sea tu caso, haces lo que hay que hacer antes de ponerse a escribir, tanto para opinar como para informar como para ambas acciones a la vez, como ha sido el caso de este artículo. Un saludo.

OBRADEK dijo...

Amigo aguja, soy profesional de la información, en efecto, pero la documentación no es más que una herramienta de trabajo. Es como una llave inglesa para un fontanero o un martillo para un carpintero. Es decir, no tendría que ser noticia su empleo. No obstante, estoy de acuerdo contigo en una cuestión: hay carpinteros que martillean con un zapato y fontaneros que aprietan tuercas con un abrelatas. Entiendes, ¿verdad? Gracias por tu comentario.